Según el Ministerio de Sanidad, en Tailandia medio millón de habitantes son portadores del virus