Retrato de un niño en las chabolas de Tondo, uno de los distritos más pobres de Manila.