Una familia gitana recoge metales para vender al peso, entre restos de demolición, Sulukule.