La sonrisa y la esperanza, el mayor alimento de los más pobres.