Afrontar cada golpe con una sonrisa. Esta es su gran lección.