Buscar restos en buen estado forma parte de la rutina cuando vives en la calle.