SALUD_VIHninos_rs.jpg

© Demotix

Una relación que nunca debió existir: infancia y VIH/SIDA. Sin embargo, la triste realidad es que en todo el mundo hay millones de niños infectados con el virus o que de alguna manera se han visto perjudicados por él. Según ONUSIDA, los niños son los protagonistas de una de cada seis muertes relacionadas con el sida. Y, como no, el 90% de los más de cinco millones de niños infectados ha nacido en el continente africano.

La transmisión del VIH/SIDA a un menor se suele producir a través de muchas vías. La más común es la transmisión maternofilial, es decir, durante el embarazo, el parto o la lactancia. Pero existen otras muchas y muy grotescas: abusos sexuales a niñas pequeñas, contaminación con una jeringa infectada, etc.

Pero el virus tiene otras formas de golpear una vida, aparte de la infección directa. Aproximadamente 15 millones de menores de edad han perdido a uno de sus padres o a ambos por culpa del VIH/SIDA, quedando en una situación de absoluta vulnerabilidad. Muchos de estos niños tienen que sacar adelante a sus hermanos. Sin protección, sin apoyo y con grandes responsabilidades, estos menores precisan de ayuda psicológica continuada que les ayude a superar el trauma de la pérdida y que les empuje a seguir adelante.

Otro problema añadido es la gran estigmatización a la que estos niños se ven expuestos. Los huérfanos son objeto de discriminación, viéndose reducidas de esta manera sus posibilidades de acceso a la sanidad, el alimento, la educación. Estos hijos del virus se ven encadenados a una vida de pobreza.

En InspirAction luchamos cada día junto a nuestras contrapartes locales para asistir y dar protección a los niños que sufren de cera el virus del VIH/SIDA. Ofrecemos cuidados y formación a niños huérfanos y afectados por la enfermedad y velamos para que se sientan acompañados y protegidos. Apóyanos en nuestra campaña contra esta terrible enfermedad.