Cada vez hay más personas mayores y nos olvidamos de que tienen los mismos derechos que el resto.