Los nubios pasaron a ser un pueblo marginado tras la construcción de la presa de Asuán.