A pesar de su pobreza, muchas escuelas Indias subsisten gracias al altruismo de algunos.