el tiempo y la realidad se unen en momentos repetitivos.