Nell Freeman © InspirAction

En los últimos años hemos sido testigos de avances significativos en la lucha contra el VIH, concretamente en el acceso al tratamiento. InspirAction y sus contrapartes han tenido que ver en este logro, gracias a su fuerte campaña global de concienciación sobre el VIH y el acceso a los medicamentos antirretrovirales.

En 2003 sólo 500.000 personas en todo el mundo recibían tratamiento. Hoy, cinco millones de personas pueden acceder a la indispensable medicación que les mantendrá sanos.

Hazte socio

Protestas por un Ley anti-discriminación

El activismo social puede alterar para siempre los sistemas que mantienen a los pobres sin acceso a lo más básico, como por ejemplo sanidad y protección. Eso lo sabemos bien en InspirAction; por eso, a través de nuestras campañas promovemos cambios duraderos que realmente supongan una diferencia en la vida de miles de personas.

En República Democrática del Congo, una campaña  impulsada por nuestra contraparte CAHAC propició la introducción de una ley que protege los derechos de las personas que viven con VIH y consiguió que los más vulnerables del país tuvieran un mayor acceso a antirretrovirales.

El secreto del éxito

Desde 2005, nuestra contraparte CAHAC en República Democrática del Congo estuvo organizando una serie de actividades de sensibilización contra la enfermedad, incluida la mayor manifestación que el país ha presenciado. Más de 10.000 activistas se echaron a las calles en distintas marchas en 11 provincias de país para protestar por una mayor atención sobre el VIH.

La manifestación que tuvo lugar en Kinshasa fue recibida por el Primer Ministro y el Presidente del Parlamento. Todos los medios de comunicación del país cubrieron el evento: un logro sin precedentes teniendo en cuenta que el VIH sigue siendo una enfermedad altamente estigmatizada.

Resultados a la vista

Esta espectacular muestra de solidaridad obtuvo su recompensa poco después, cuando el Parlamento aprobó una ley que ilegalizaba la discriminación relacionada con el VIH y que había estado paralizada durante mucho tiempo. Gracias a esta ley, prácticas como obligar a los trabajadores de una empresa a hacerse la prueba del SIDA quedaron automáticamente ilegalizadas.

La financiación del tratamiento sigue siendo un problema para los congoleños, pero gracias a la presión ejercida por CAHAC contra el Gobierno, el número de personas con acceso a la medicación ha aumentado de 4.000 a 32.000 en cinco años. Cerca de un tercio de estas personas son atendidas en centros de salud ubicados en las zonas más deprimidas del país y gestionados por InspirAction y la organización local AMOCONGO.

Gracias al sentimiento de solidaridad que nuestra campaña ayudó a crear en la sociedad congoleña, la lucha contra el SIDA se ha vuelto mucho más efectiva en el país africano. Contigo a nuestro lado lo será todavía más.

Hazte socio