Sarah Filbey © InspirAction

Vestina y su hermana Beatrice se fueron a vivir con su abuelo y seis primos cuando su madre murió en 2004. Ambos padres fallecieron por enfermedades relacionadas con el VIH, enfermedad que también Vestina padece. Sus abuelos, en su lucha por sacar adelante a ocho nietos, no sabían que Vestina necesitaba cuidados especiales, así que la niña se pasaba media vida en el hospital.

Gracias a un programa especial de ayuda a huérfanos impulsado por InspirAction, los cuidadores voluntarios de ADL proporcionaron al abuelo de Vestina los suplementos nutricionales indispensables para que la niña estuviera sana y feliz, así como la medicación necesaria. “Sin la ayuda de los voluntarios la habría perdido”, dice Velentino Phiri, su abuelo, “Con esta enfermedad nunca pensé que sobreviviría”.

Vestina es una superviviente y mucho más. Dos años después está más sana que nunca y como la enfermedad ya no le obliga a pasar largas temporadas en el hospital, lleva una vida activa y completa.

ADL dirige más de sesenta proyectos de asistencia a domicilio en Lusaka (Zambia) y alrededores, asistiendo a las personas infectadas con el VIH/SIDA. Los voluntarios de ADL proporcionan a más de 12.000 pacientes atención sanitaria en sus propias casas.

Haz un Donativo