Sian Curry © InspirAction

Los trabajadores de la fábrica de lEH de San Pedro Sula (Honduras) son VIH positivo. Todos fueron despedidos de sus anteriores empleos por ello.

Millones de personas que viven con VIH/SIDA en países en vías de desarrollo aún no tienen acceso al mismo. A pesar de que los Objetivos de Desarrollo del Milenio prevén un acceso universal al tratamiento para todas las personas que lo necesiten, la realidad nos muestra que aun queda mucho por recorrer. El próximo junio se jugará en Sudáfrica la Copa Mundial de la FIFA y en InspirAction creemos que no debemos dejar pasar esta oportunidad de mostrarle al mundo los efectos que tiene el SIDA y cómo podemos erradicarlo.

El coste del estigma en Honduras: tuberculosis

Antes de empezar a trabajar en el taller de costura de IEH, nuestra organización contraparte en Honduras, María había enfermado gravemente a causa de la tuberculosis.

María es VIH positiva desde los doce años. Antes trabajaba en una fábrica de ropa; dejó de tomar su vital medicación antirretroviral porque le daba miedo ausentarse del trabajo para ir a recoger las pastillas. Enfermó de tuberculosis y tuvo que dejar el trabajo, porque le daba miedo que los patrones se enterasen de que estaba enferma.

Gracias a IEH, María tiene un nuevo trabajo y ha encontrado personas que le ayudan a seguir y tomar su complicado cóctel diario de medicamentos. Únete

Donar Ahora