Esta escultura integra en si misma el reino animal, el vegetal y el mineral, todos ellos devastados.