¿Quien sostiene la vida frente a las migraciones climáticas? 

En el Corredor Seco centroamericano las migraciones climáticas se han convertido en la única estrategia de supervivencia. Hombres y mujeres deben migrar para sobrevivir, en la mayoría de los casos, las mujeres sufren los peores impactos. 

Algunas mujeres deben arriesgarse a una migración internacional y deciden viajar a países como España para ser trabajadoras del hogar, a pesar de los riesgos que supone permanecer en situación irregular. Otras corren aún mayores riesgos en su ruta migratoria hacia Estados Unidos. Cuando ellas abandonan sus hogares, las labores asociadas a los cuidados siguen en manos de otras mujeres de la comunidad (abuelas, hermanas…) sin que los hombres se incorporen a este ámbito.

Cuando son los hombres los que migran, las mujeres también sufren la doble carga de la familia, la manutención y una mayor exposición a la violencia. 

En los últimos cuatro años, el 18 % de las personas que se fueron de Guatemala lo hicieron por culpa de los efectos climáticos adversos, una cifra que se sitúa en el 14% en Honduras y en el 5% en El Salvador. 

Expulsadas por el clima

La historia de Yensi Marisela

Cuando la intesificación del fenómeno de El Niño por culpa del cambio climático hizo insostenible la vida, Yensi Marisela y su marido decidieron migrar a Tegucigalpa. Allí él encontró un trabajo y ella entró en una maquila. Un tiempo después el niño de una compañera de maquila fue asesinado un tiroteo. La inseguridad de las maras, el excesivo coste de la vida y falta de un trabajo digno hizo que Yensi Marisela decidiera volver a su hogar con sus hijos. Él se quedó para poder enviar algo de dinero. "Si tu padre vuelve no tendremos para comer" dice Yensi a su hija a quién consuela cada mañana mientras la oye llorar.

La historia de Digna

"Al principio no me acostumbraba, todo era diferente. El amor no se mantiene, eso es mentira". Las pérdidas causadas por el huracán Mitch obligaron a su marido a migrar a Estados Unidos para asegurar la supervivencia de su familia. Pero su familia se rompió para siempre. 
Este vídeo ha sido publicado en el Especial de Eldiario.es "Escapar del clima" elaborado junto a InspirAction.

La historia de Paulina


Aquella noche no pudo dormir pensando en su hija. Tras el último evento climático que destrozó su casa, su hija había decidido migrar a Estados Unidos y no volver hasta tener lo suficiente para dar a sus hijos pequeños una vida digna. Hoy ya hace dos años que Paulina cuida de ellos. El mayor aún habla con su mamá cada día.

Este vídeo ha sido publicado en el Especial de Eldiario.es "Escapar del clima" realizado con InspirAction.

Descarga el informe

2019-migraciones-climaticas-t200

La relación entre la migración, el género y el cambio climático en el Corredor Seco en Centroamérica.

 Entra


Nota de Prensa

notadeprensa-t200

Descarga