MENDIGO CUBANO EN LA CATEDRAL DE LA HABANA. EMPALMABA DOS PUROS PARA ASOMBRAR ASI MAS A LOS TURISTAS