¿Hay hambruna en el mundo? Más de mil millones de personas consumen menos de 1.900 calorías al día. La mayoría de ellas trabajan en la agricultura, el 60 por ciento son mujeres o niñas, y la mayoría viven en zonas rurales de África y Asia.

La hambruna en África no proviene de la falta de alimentos en el mundo, si no más bien de su distribución. Ayudar al desarrollo de las zonas rurales de África y mejorar el nivel de ingresos de la población rural puede ser determinante para acabar con el hambre y la pobreza.  

El hambre en Etiopía, Malawi o Zambia es un ejemplo muy clarividente. La pobreza extrema es endémica en los tres países: alrededor del 65 por ciento de la población de Zambia y Malawi vive en la pobreza, en Etiopía es de 44 por ciento.

La hambruna en África es casi permanente en estos tres países:

• En Malawi hay mucha hambruna: más de 11 millones de personas pasan hambre durante al menos una época del año: 36 por ciento de la población viven en "pobreza extrema" y por lo tanto la hambruna se hace crónica.

• En Zambia, más de 5 millones de personas, casi la mitad de la población, están desnutridas. Sólo un tercio puede darse el lujo de comer tres veces al día, mientras que uno de cada diez sobrevive con sólo una al día.

• En Etiopía, entre 6 y 13 millones personas están en riesgo de hambruna cada año.

Medidas sencillas para acabar con la hambruna en África

• En las zonas rurales, para acabar con la hambruna en África se necesita producir más alimentos. En InspirAction desarrollamos proyectos para mejorar el conocimiento de los agricultores en nuevas técnicas agrícolas sobre todo aquellas que no son costosas y que permiten diversificar la producción. Conoce este proyecto contra la hambruna en Mali.

• Los agricultores necesitan recibir mejores precios por la venta de sus productos y tener un mejor acceso a los mercados.

• Además es importante que la población disponga de fuentes alternativas de empleo, ya sea localmente o en los centros urbanos. Conoce alguno de nuestros proyectos para acabar con la hambruna en África generando nuevas fuentes de empleo.