Cada año suceden 18 millones de muertes debido a la pobreza, la mayoría son niños menores de 5 años, informa la Organización Mundial de la Salud.

 Cada seis segundos muere de hambre una persona en el mundo.

Uno de los Objetivos del Milenio planteados para superar en el 2015 es erradicar la pobreza extrema y el hambre.

La pobreza mundial ocasiona graves consecuencias  en las condiciones de vida de miles de personas

  • “Sin futuro inmediato”: ante la pobreza las familias deben buscar alternativas de supervivencia teniendo como consecuencia la desintegración familiar y social. La delincuencia aumenta a falta de un núcleo familiar que contenga a niños y adolescentes.
  • Desnutrición: Al día fallecen 24 mil personas y mil millones de individuos permanecen sumergidos en la más extrema pobreza. Según un estudio de la FAO en el mundo existen más de 1.020 millones de desnutridos crónicos: personas con escasos aportes calóricos y proteínicos  que le impiden el buen desarrollo  físico e intelectual.

Este mismo estudio dice que para alimentar a la población mundial, que llegará a 9.000 millones de personas para el 2050, necesitaremos un incremento de 70% de la producción global de alimento. Según la organización Mundial de la Salud en el mundo viven 2.000 millones de personas sin acceso a medicamentos de calidad.

  • Déficit en el desarrollo cultural: Un elemento tan común en nuestros hogares como es la electricidad no la disfrutan unas 1.600 millones de personas en el planeta y  2.500 millones no poseen sistemas de drenajes o cloacas. Casi 900 millones de habitantes no tienen acceso a agua potable. Y otras 924 millones viven “sin techo” o en viviendas precarias. Otra grave consecuencia de la pobreza es falta de acceso a la educación, unos 74 millones de adultos en el mundo son analfabetos.
  • Déficit laboral: Millones de personas en el mundo subsisten con menos de un euro al día. En países muy pobres la estructura productiva es deficitaria, las personas trabajan día a día para sobrevivir. La Organización Internacional del Trabajo revela que 218 millones de niños, entre 5 y 17 años, trabajan a menudo en condiciones de esclavitud y en tareas peligrosas o humillantes como soldados, prostitutas, sirvientes, en la agricultura, la construcción o en la industria textil.
  • Migración: frente a la gran cantidad de analfabetos existe un grupo de individuos preparados, motivados, con ganas de salir adelante que deciden emigrar hacia otros países más desarrollados en busca de un futuro para ellos y su familia. La Organización Internacional para las Migraciones informa que en el mundo existen 214 millones de inmigrantes.

El director del Banco Mundial Robert Zoellick manifestó que “la crisis económica había empujado a la pobreza a más de 60 millones de personas en todo el mundo”.

 InspirAction trabaja recaudando fondos para los más necesitados de regiones  como Burkina Faso o Níger  con el fin de proporcionarles alimentos,  posibilitar las reservas de cereales y su posterior distribución y crear áreas de cultivos sostenibles resistentes al clima adverso.

Dona ahora para que estas comunidades tan vulnerables puedan cultivar sus propios alimentos.