Estimada Sra. Barrera,

El Banco Mundial presta a los países en desarrollo miles de millones para financiar plantas eléctricas de carbón de las que se benefician grandes empresas. Esto no solo provoca la emisión continuada de miles de toneladas de CO ² a la atmósfera, sino que también condena a los habitantes de los países en desarrollo a una dependencia del carbón.

Como representante del Banco Mundial para España y Portugal le exigimos que transmita a dicho organismo el siguiente mensaje y vele por su consecución:

Le pedimos que como representante del Banco Mundial para España y Portugal exija a este organismo que revise su política energética con los siguientes propósitos:

• eliminar el apoyo y la inversión en combustibles fósiles

• estimular el desarrollo bajo en carbono y asegurar un mejor acceso a la energía para los pobres.

Atentamente,