Annabel Davis © InspirAction

Peligro de crisis alimentaria en el Sahel

Diez millones de personas podrían sufrir una severa hambruna si no detenemos la crisis alimentaria que se cierne sobre la región del Sahel. Los habitantes de esta árida franja -compuesta por  Níger, Malí, Burkina Faso entre otros- se ganan la vida en su mayoría con el pastoreo. Sequías cíclicas y lluvias irregulares convirtieron las cosechas del pasado año en poco más que polvo. Las consecuencias son más que evidentes: no llueve, los suelos están muertos, no pueden alimentarse ni a ellos ni a su ganado. Un círculo de hambre y miseria en el que millones de personas pueden verse envueltos.

Dona ahora

Haití necesita tu ayuda

Haití está viviendo una situación dramática. El país se ha visto reducido a escombros tras haber sufrido el peor seísmo en 200 años. Los muertos y desaparecidos se cuentan por millares -muchos de ellos niños- y la gente anda por las calles sin comida, ni agua, ni hogar. Nuestro equipo en el país trabaja incansablemente desde el minuto uno por asistir a una población que ha perdido hasta lo más básico. Por favor, ayúdanos a paliar los efectos de esta tragedia.

Donar ahora

Ayúdanos a parar la crisis alimentaria

Hoy 862 millones de personas en todo el mundo se irán a la cama con hambre. Y, si no hacemos algo pronto, otros 100 millones más serán arrastrados a la desnutrición. El cambio climático y el aumento de los precios en la comida están provocando una escasez de agua y alimentos que afecta sobre todo a los más pobres, dejándolos en una situación de extrema vulnerabilidad.

Tú puedes hacer algo para frenar esta crisis alimentaria mundial

Donar ahora

Zimbabue - Ayuda alimentaría

Apoyemos a los cientos de zimbabuenses que necesitan urgentemente ayuda humanitaria.

Siete millones de personas necesitaron urgente ayuda alimentaría a principios de este año, y ahora los zimbabuenses se están preparando para otro año más de precariedad alimentaría tras una temporada de cosechas muy pobre.

Tu contribución nos ayudará a conseguir el dinero necesario para proporcionar semillas, herramientas y formación agraria a la población de Zimbabue antes de que empiece la temporada de siembra en octubre.