El Cambio climático aumenta la desigualdad de género

Hasta hace un tiempo, el Cambio climático era analizado como una cuestión de carácter más científico que humano y que afectaba por igual a hombres y mujeres. Hoy sabemos que el Cambio climático afecta a los derechos humanos directamente, impidiendo que muchas personas vivan una vida plena, y con especial intensidad sobre las mujeres. Esto es un fenómeno que se refleja de forma más clara en los países menos desarrollados, en los que las mujeres mantienen una relación muy estrecha con la naturaleza. En ellos, los efectos del Cambio climático se ven intensificados por otros factores como la pobreza y la desigualdad de género. Estos factores incrementan la vulnerabilidad de las mujeres ante los cambios derivados de la degradación del medioambiente y multiplican las #DemasiadasViolencias a las que se ven expuestas cada día.

La desigualdad de acceso a los recursos naturales

cambio-climatico-igualdad-generoEn estos países, las mujeres son más vulnerables al deterioro del medio por el papel que la estructura social les otorga, siendo encargadas de gestionar recursos naturales esenciales para sus familias como los alimentos, el agua, o la madera -fuente de energía básica para la calefacción, iluminación y preparación de alimentos-.   

A nivel global, las mujeres constituyen el 80% de la mano de obra agrícola. Esto hace que entre el 60% y el 80% de la producción de alimentos en los países en desarrollo dependan del trabajo de mujeres. Y, sin embargo, aunque estos datos ya muestran la importancia del trabajo de las mujeres en la producción de alimentos, solo el 2% de la propiedad de las tierras está en manos de mujeres y reciben menos del 1% de los créditos concedidos a la agricultura (FAO, 2011). 

Por otro lado, la gestión y acopio de recursos naturales, como agua y madera, es una labor que en muchos países en desarrollo llevan a cabo niñas y mujeres. No obstante, ante la disminución de las reservas de agua existentes, los episodios de sequía y la deforestación, muchas se ven forzadas a dedicar más tiempo a esta labor, recorriendo grandes distancias hasta las reservas de recursos naturales. Esto es un tiempo que no pueden dedicar a otras cuestiones, como su formación y desarrollo personal, y que perpetúa las desigualdades entre hombres y mujeres.

El impacto desigual de los desatres naturales en las mujeres

Además de la degradación paulatina del medio ambiente, el Cambio climático incide sobre la recurrencia y virulencia de los desastres naturales, que también afectan de forma diferente a hombres y mujeres. Por ejemplo, de las 6.300 víctimas que causó el tifón Haiyan en Filipinas en 2013, el 64% fueron mujeres y el Fondo de Población de Naciones Unidas calcula que, en medio de la devastación causada por el tifón, unas 5.000 mujeres fueron víctimas de violencia sexual. Desgraciadamente, estas son cifras similares a las de otros desastres naturales como el ciclón Nargis en Myanmar (2008) y el tsunami en Indonesia y Sri Lanka (2004), en los que el 61% y el 70% de las víctimas fueron mujeres, respectivamente.  

La mujer como agente de cambio

Pero las mujeres son no solo víctimas de los efectos más cruentos de los desastres naturales y el Cambio climático si no que también son invisibilizadas en su papel como agentes de cambio, protectoras y conocedoras de la naturaleza. Ha sido demostrado que las mujeres empoderadas ejercen un papel esenciales en el cuidado del medio ambiente y en la formulación de las medidas para la adptación y mitigación de los efectos del Cambio climático. Es nuestro papel asegurar que pueden seguir ejerciendo su papel de forma libre y reconocida evitando que tanto los efectos del Cambio climático como de los desastres naturales tengan un mayor impacto en ellas. 

  • Si quieres conocer en mayor detalle la situación de la Igualdad de Género en el mundo, nuestro trabajo o qué puedes hacer tú, suscríbete a nuestra información sobre Justicia de Género.
  • Además, tú también puedes alzar tu voz contra la injusticia: Indígnate, denúncialo en tus redes, comparte este contenido o crea el tuyo propio, no te calles. Hay demasiadas violencias.

Participa en la conversación sobre justicia de género