Igualdad de género en América Latina y Caribe

En América Latina y Caribe la violencia contra la mujer es un problema endémico y pocas veces visibilizado. Según una encuesta realizada por la OMS en 12 países de la región, entre el 17% y el 53% de las mujeres encuestadas declaró haber sufrido violencia física o sexual por parte de su pareja y, entre el 28% y el 64% de ellas, ni informó del abuso ni buscó ningún tipo de ayuda. El feminicidio es sin duda una pandemia: según otro estudio, de los 25 países con tasas más altas de feminicidio en el mundo, más de la mitad son de América Latina y Caribe.

Pero esta no es la única forma de violencia hacia la mujer. En América Latina y Caribe, una región ya de por sí desigual en términos de ingresos, las mujeres están sobrerrepresentadas entre los colectivos más pobres, especialmente aquellos que viven en zonas rurales y son indígenas o afrodescendientes. Según la CEPAL, a pesar del crecimiento económico y de la caída de las tasas de pobreza, la proporción de mujeres entre los más pobres está creciendo y la pobreza extrema afecta al 43% de los hogares encabezados por mujeres, es un ejemplo claro de la denominada feminización de la pobreza. Las mujeres se ven afectadas por los niveles de desempleo más altos, y están desproporcionadamente representadas entre los salarios bajos, los empleos precarios y los informales. Son sin duda #DemasiadasViolencias las que impiden de forma estructural la Igualdad de género y ponen en riesgo el desarrollo de toda la región.

Pero no solo hay desigualdad de género en relación al poder económico. El sistema social es un fuerte generador de desigualdad y violencia hacia la mujer. En muchos países como en Perú, el acceso a sanidad es muy limitado para las mujeres en comunidades pobres y rurales. Hay una carencia enorme en cuanto a formación sexual y reproductiva con una casi inexistente disponibilidad de servicios de planificación familiar, en particular para las mujeres y niñas de comunidades más marginadas. La tasa de mortalidad materna es de las más altas del mundo y el número de embarazos adolescentes está en aumento – con el consiguiente abandono escolar (18% de los partos en la región son de adolescentes entre 15 y 19 años). En El Salvador (donde existe la prohibición total del aborto), la principal causa de mortalidad materna entre las adolescentes es el suicidio.  

Insuficientes leyes para #DemasiadasViolencias

2016-Genero-LAC

Es importante resaltar que la mayoría de los estados en la región de América Latina y el Caribe han asumido compromisos importantes en cuanto a la creación y modificación de leyes para combatir la violencia y el desequilibrio de género. Sin embargo, la implantación de dichas leyes es bastante insuficiente y la impunidad está a la orden del día. Las nuevas legislaciones carecen de inversión en recursos específicos para su funcionamiento y nacen sin planes de ejecución. Para poner freno a la desigualdad de género y la violencia en el hogar y en la comunidad, necesitamos mucho más.

En InspirAction somos conscientes tanto de estos problemas como de la necesidad de priorizar el género como clave en la lucha contra la pobreza, la desigualdad y la violencia. Nuestro trabajo en América Latina y Caribe se ha centrado en:

  • El fortalecimiento de la participación de las mujeres y su liderazgo entre movimientos y organizaciones locales;
  • Apoyo a normas sociales alternativas, incluyendo el desarrollo de un nuevo modelo de masculinidad para prevenir la violencia en las comunidades;
  • Capacitación a nivel local y la promoción de la participación de las ciudadanas;
  • La denuncia de violaciones de derechos de la mujer por parte de los gobiernos y la generación de políticas públicas para hacer frente a la violencia de género y la desigualdad;
  • El mejor acceso de las mujeres a los mercados; la mejora y estabilidad de sus medios de vida y el aumento de su autonomía económica tanto en zonas rurales como urbanas, incluyendo el apoyo en el acceso y la gestión de los recursos naturales;
  • El apoyo a iniciativas nacionales e internacionales de promoción contra la violencia de género.
  • La capacitación de personas y organizaciones locales hacia el análisis de género, las políticas de género, y una programación sensible al género.

Algunos de nuestros proyectos en la región

  • En Bolivia, a través de nuestra contraparte CEDLA estamos trabajando para que la fiscalidad sea una herramienta de lucha por la Igualdad de género.  Lee más…
  • En el Amazonas boliviano y brasileño trabajamos con organizaciones como CIPCA, Fundación Nuevo Norte, MAP o CIP para que las mujeres desarrollen su autonomía económica a través de negocios resilientes como el cacao, las nueces, la artesanía y otros productos. Lee más…
  • En Centroamérica, a través del CEPREV, estamos haciendo un análisis del papel del hombre en la Igualdad de Género y un trabajo para la creación de nuevas masculinidades como forma de prevenir la violencia. Lee más…
  • En República Dominicana con Mudha, estamos defendiendo los derechos de las dominicanas de origen haitiano fortaleciendo la capacidad de las mujeres dentro de los bateyes y la defensa de sus derechos. Lee más…
  • En Colombia, SISMA Mujer está trabajando para defender los derechos de las mujeres en el conflicto armado, la exigencia del reconocimiento de la violencia sexual como arma de guerra y el fin de la impunidad. Lee más…
  • En Brasil, junto a las mujeres trabajadoras informales estamos defendiendo sus derechos dentro de la doble discriminación que sufren como mujeres y como trabajadoras informales. Leer más…

Da un paso por la Igualdad de género en América Latina y Caribe

Si quieres conocer en mayor detalle la situación de la Igualdad de Género en el mundo, nuestro trabajo o qué puedes hacer tú, suscríbete a nuestra información sobre Justicia de Género.

Además, tú también puedes alzar tu voz contra la injusticia: Indígnate, denúncialo en tus redes, comparte este contenido o crea el tuyo propio, no te calles. Hay demasiadas violencias.

Participa en la conversación sobre justicia de género