Jamal afronta cada combate como una deuda consigo mismo y con los suyos.