Cada fin de semana, Jamal baja hasta Terrassa, donde entrena. Desde allí se prepara para el combate.