Niño trabajando en un campo de arroz en Cassamance, Senegal.