Niños jugando en un coche abandonado en Senegal.