Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Los desastres en cifras

lunes, 11 de abril de 2011  Emergencias

Susan Barry © InspirAction

Durante la última década, 258 millones de personas han sufrido las consecuencias de algún desastre natural. Según la Cruz Roja, desde 1991 hasta 1999 tuvieron lugar una media de 354 desastres cada año. En el periodo de 2000 a 2004, la media se disparó, situándose en los 728 desastres anuales. También cada año, el número de muertes crece: de 84.570 en 1995 a 249.896 diez años después, según datos de la OCDE.

 

La marea está subiendo

Mientras que el número de desastres geofísicos se han mantenido (seísmos, tsunamis) durante los últimos 20 años, los fenómenos naturales relacionados con el clima han aumentado dramáticamente. El cambio climático está acelerando la intensidad y frecuencia de huracanes, inundaciones y sequías, poniendo en jaque así a los más vulnerables del planeta.

Los desastres naturales relacionados con el clima representan un 70% del total de cataclismos mundiales. Y han sufrido un aumento del 87% desde 1987.

¿Y quién se lleva la peor parte? Los que menos recursos tienen para hacerles frente: los más pobres. Durante los últimos 15 años,  en los países en desarrollo han ocurrido tres veces más desastres naturales que en los países desarrollados. Sin embargo, el número de muertos se multiplicó por 10 en los países en desarrollo.

 

El coste de la tragedia

Dejar que un desastre ocurra puede parecer la opción más rentable. Sin embargo, la realidad nos muestra que la falta de prevención sale muy cara. Los desastres cuestan no solo lo más importante, vidas, sino daños materiales incalculables:

  • Estimaciones muestran que solo la reparación y reconstrucción de todos los desastres naturales de 2005, costaron 150 mil millones de dólares.
  • El Banco Mundial calcula que reparar el daño causado por el tsunami del Océano Índico costará en total 7.200 millones de dólares.
  • Según la ONU, 5.000 millones de dólares es lo que costará la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto de Cachemira.
  • En Mozambique, uno de los países con más deuda del mundo, se emplearon más de 600 millones de $ en la reconstrucción de las infraestructuras públicas tras las inundaciones del año 2000.

Las cifras hablan por si solas. El coste que supone reconstruir una zona devastada es enorme, pero el daño que se hace al desarrollo del país o la región es mucho mayor.  En términos económicos, el rendimiento de un país pobre azotado por una catástrofe cae un 3%, lo cual impide a sus habitantes acceder a los recursos necesarios para escapar de la pobreza.

Es por eso que la prevención antes de que el desastre ocurra es una prioridad para InspirAction.  


Actualizaciones de esta Emergencia
Zona crítica