Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

La Crisis de los Rohingya


Desde agosto de 2017 miles de refugiados Rohingyas han huido de Birmania a Bangladesh dejando atrás la escalada de violencia en el estado de Rakhine en Myanmar. Muchos siguen desplazados en Myanmar.

Los que huyeron de Myanmar caminaron durante muchos días seguidos, algunos llevando consigo a sus bebés recién nacidos. Las condiciones en los campamentos son increíblemente difíciles. Con instalaciones médicas limitadas, las personas están enfermas y corren el riesgo de sufrir una enfermedad grave.

Más de 850,000 refugiados están atrapados en campamentos en la frontera de Bangladesh, en lo que se ha convertido en la crisis de refugiados mundial que ha crecido a mayor velocidad. Se encuentran en situación de vulnerabilidad, especialmente con la llegada del invierno. Necesitan desesperadamente comida, agua y refugio.


Dona ahora

Respondiendo a la crisis de los Rohingya

Gracias al acceso a los campamentos hemos llegado a 12,819 personas con atención médica esencial y hemos provisto a numerosas familias de recursos para afrontar el frío del invierno. Nuestros socios locales están en el terreno, proporcionando kits de refugio urgente y asegurando el acceso a agua potable y saneamiento. Todo ello ha sido posible gracias al apoyo de nuestros socios y socias. 

El riesgo de enfermedad es alto debido a la velocidad y a la enorme afluencia de personas que dificulta la planificación, especialmente de letrinas y pozos tubulares.

2018-02-01EmergenciaRohingya-

La situación en Myanmar

La terrible violencia persiste en Myanmar, con pueblos enteros quemados. Los barrios se han convertido en pueblos fantasmas.

Muchas personas desplazadas del norte de Rakhine permanecen en el país, sobreviviendo en los campamentos. Los suministros están disminuyendo. Las familias necesitan desesperadamente alimentos, agua potable y atención médica. La situación ha empeorado con las recientes inundaciones que afectaron los campamentos improvisados ​​y obligaron a las personas a trasladarse a otras áreas.

El gobierno de Bangladesh y las agencias de ayuda luchan por hacer frente a las crecientes necesidades. Las agencias humanitarias luchan por acceder a las personas necesitadas en Myanmar.

Necesitamos tu ayuda para seguir atendiendo a la población Rohingya.

Dona ahora


Actualizaciones de esta Emergencia
Zona crítica
Resolver*: Captcha