Es importante saber qué son los tsunamis porque existe una tendencia errónea a confundirlos con los maremotos.

El tsunami es un conjunto de olas movidas violentamente por una fuerza o fenómeno externo (maremotos, terremotos, volcanes, derrumbes costeros, etc.), que produce normalmente desplazamientos verticales en grandes masas de agua.

La brusquedad con la que el agua se mueve desde la profundidad a la superficie, genera unas olas de magnitud incontrolable, llegando a mantener velocidades de 700 km/hora,  hasta que se aproximan a la costa, que al disminuir la profundidad del mar, provoca que esas olas comiencen a perder velocidad.

Son estos terremotos o seísmos bajo el agua los causantes directos del desequilibro marino que producen una serie de olas descontroladas, no obstante, sólo los seísmos de cierta magnitud o potencia (mayor a 6,5 grados en la escala Richter y a profundidades no menores a 6.000 metros), pueden deformar el equilibrio marino hasta el punto de provocar un tsunami.

Cuando el tsunami se precipita sobre tierra firme, puede actuar de dos formas:

  •   Sin demasiada altura pero arrastrando todo a su paso.
  •   Como una ola de 20 metros de longitud de promedio que destruye lo que encuentra en su camino.

Aunque un tsunami puede darse en cualquier océano, frecuentemente es el océano Pacífico el testigo y perjudicado más propenso a los tsunamis, sobre todo porque geográficamente, recorre las zonas más proclives a movimientos sísmicos de gran envergadura (Chile, Perú, Japón…).

Es de vital importancia explicar que aunque existen distintos factores que pueden incidir en la magnitud del tsunami, coincide en todos los casos un poder destructor imparable:

  •   Inundaciones que se adentran al territorio y anegan todo lo que tocan.
  •   La destrucción del lecho submarino,  deterioro que puede durar años.

Ambos daños significan miles de muertes, heridos, desaparecidos, sin contar los innumerables daños materiales y estructurales que el país o zona azotada por un tsunami sufrirá y durante muchos años, tendrá que intentar subsanar.

Por eso desde InspirAction, luchamos y trabajamos día a día para ayudar a todos los damnificados de tsunamis y otras catástrofes naturales, a salir adelante y a reconstruir sus vidas.

Haz tu donación ya, te necesitan!