Las inundaciones constituyen una de las catástrofes naturales que deja un gran número de víctimas a su paso. Se caracterizan por ocupar con agua, espacios normalmente secos o libres de agua, ya sea por causas meteorológicas, actividad humana o por el paso de otros fenómenos naturales.

Por tanto las principales causas de las inundaciones son:

- Exceso de precipitación: las fuertes lluvias y temporales propician que el terreno no pueda absorber ni almacenar toda el agua caída en la superficie. Este tipo de inundaciones son conocidas como pluviales.

- Deshielos: al fundirse las nieves los ríos crecen y si existen lluvias, estas crecidas se desbordan, provocando inundaciones importantes.

- Rotura de presas: el peligro radica en la brusquedad con que el agua que estaba almacenada sale y puede provocar una peligrosa y fuerte inundación.

- Algunas actividades humanas son capaces de agravar los efectos de las inundaciones:

  • Uso cada vez más frecuente de asfalto en la superficie. El suelo queda impermeabilizado y disminuye la capacidad de absorción
  • La tala de bosques y cultivos facilitan erosión y dejan desprovisto al suelo de su capa o cobertura vegetal.
  • Construir en cauces.  Aumentan los desbordamientos y existe un grave riesgo para la población de sufrir daños personales y materiales.

- En zonas volcánicas, se forman inundaciones a raíz de las coladas de barro que surgen de la mezcla de materiales volcánicos, agua o nieve.

- Los huracanes y ciclones también pueden producir graves inundaciones, al arrastrar grandes cantidades de agua hacia zona terrestre

- Los deslizamientos de ladera también se convierten en un factor de riesgo que puede originar fuertes inundaciones por obstruir el cauce de los ríos y generar grandes masas de agua que acumulan mucha fuerza para romper diques y barreras.

Algunos daños que pueden causar las inundaciones van desde pérdida de vidas, erosión intensa, viviendas dañadas hasta  interrupción de vías de comunicación y pérdida de cosechas entre otras.

Asimismo, existen otros efectos provocados por las inundaciones como la aparición de enfermedades transmisibles, la proliferación de escasez de alimentos y una preocupante contaminación del agua potable.

InspirAction consciente de la frecuencia con que se da esta catástrofe natural en el mundo, establece planes de acción y colaboración para mitigar los daños en las zonas más desfavorecidas.

¿Quieres Ayudar? ¡Hazte Socio!