Sólo en Oriente Medio viven más de 4.8 millones de refugiados palestinos. Está en nuestras manos que la situación de este pueblo cambie,  y la de encontrar una solución a este conflicto social, político y económico que afecta a millones de personas.

Tras la guerra árabe-israelí de 1948 y posteriormente durante el conflicto árabe-israelí muchas personas de origen palestino tuvieron que abandonar sus hogares. El 15 de mayo de cada año, los palestinos de todo el mundo conmemoran  el “Día de la Nakba”, como el inicio del exilio. Nakba es un término árabe que significa “catástrofe” o “desastre” y que se asigna al éxodo palestino o la pérdida de Palestina.

Para poder entender este conflicto, es importante distinguir entre aquellos que quedaron viviendo dentro de Israel y los que no lo hicieron. Los palestinos que permanecieron en el Estado israelí obtuvieron la ciudadanía árabe-israelí, mientras que los que huyeron a los Territorios Palestinos Ocupados, son refugiados y deben regirse por las normas dispuestas por la Autoridad Nacional Palestina. Esta autoridad controla la seguridad y la administración civil de las áreas urbanas y rurales.

Los Territorios Palestinos Ocupados, formados por Cisjordania y Franja de Gaza, se les llaman ocupados porque la Organización de Naciones Unidas valora que está bajo ocupación militar. La ONU considera este conflicto de manera especial para lo cual ha creado la Comisión de Conciliación de las Naciones Unidas para Palestina (UNCCP) y la Agencia de las Naciones Unidas para la Ayuda a los Refugiados Palestinos (UNRWA).  Esta última agencia define al refugiado palestino como las personas “1.- cuya residencia habitual era Palestina entre el 1 de junio de 1946 y el 15 de mayo de 1948, 2.- que perdieron sus hogares y medios de vida a consecuencias del conflicto de 1948, 3.- que se refugiaron en alguno de los países o regiones donde opera la UNRWA y 4.- a los descendientes por la línea masculina de las personas que cumplen los requisitos 1 y 3.” Existen muchas definiciones más que catalogan al refugiado de Palestina pero ninguna logró consenso entre las diferentes partes interesadas.

Refugiados en el mundo

Gran parte de los refugiados palestinos se exiliaron en otros países. En Cisjordania existen 19 campos de refugiados, 9 en Franja de Gaza, 12  en Líbano, 10 en Siria, 10 en Jordania, y otros miles de palestinos refugiados viven en Egipto, Yemen, Kuwait y Arabia Saudí.

Según la Organización Mundial de la Salud, una tercera parte de los refugiados asentados en Territorios Palestinos Ocupados viven en campamentos, y el resto en ciudades y pueblos, conviviendo con la población local. En un principio los refugiados palestinos y sus familias vivían en tiendas de campaña, en condiciones precarias donde las enfermedades y los problemas psicológicos se multiplicaban. Más tarde se construyeron las casas de cemento, pero las condiciones ambientales no cambiaron. Las mujeres palestinas han tenido y tienen un papel importante, tuvieron que enfrentarse a la pérdida de gran cantidad de hombres, por la guerra y sacar adelante a su familia y dar de comer a sus hijos, tarea muy difícil en esta comunidad.

Desde InspirAction y junto a nuestra contraparte PARC trabajamos en proyectos en los que se abastece a estas mujeres y a sus familias de semillas de árboles frutales, para que puedan cultivar y hacer frente a la falta de acceso a los mercados y con el fin de obtener medios y recursos para salir adelante en sus propios emprendimientos.

Conoce nuestro trabajo  junto a más de 25 organizaciones en los Territorios Palestinos Ocupados, y así proteger los derechos humanos y asegurar el acceso a servicios, recursos y a la paz y la justicia.

Súmate a InspirAction y denuncia la situación de los refugiados palestinos y colabora en pos del reconocimiento de su identidad y derechos.