La temperatura en verano puede llegar a los 50 grados a la sombra y en invierno, el frío es tan duro que puede llegar a congelar cualquier cosa. Donde mires hay arena y el desierto es infinito. ¿Quieres conocer cómo se sobrevive en los campamentos saharauis asentados en esta región del planeta?

El pueblo saharaui encontró refugio en el área de Hamada de Tindouf, una de las regiones más inhóspitas del planeta, al oeste de Argelia, en la frontera de Marruecos, Mauritania y Sahara Occidental.

Cerca de 200.000 personas viven en los 4 campamentos o wilayas, llamados Smara, Ausserd, Dajla y El Aaiún. Entre ellos existen entre unos 20 o 60 kilómetros de distancia, menos Dajla que dista unos 200 kilómetros. Cada wilaya se divide en pequeños grupos de población llamados dahiras. A su vez cada dahira se divide en 4 barrios. Las dahiras y las wilayas reciben el nombre de los municipios de los territorios ocupados.

¿Quieres conocer cómo se organizan dentro de los campamentos de refugiados saharauis?

Han organizado un estado en el exilio. La mayoría de la población vive en tiendas de campañas o jaimas o en construcciones de adobe numeradas, sin servicios de agua potable y con total falta de medios de subsistencia. Han designado a un responsable en cada barrio y grupo de tiendas, para que respondan y organizan la vida en la comunidad.

La capital administrativa es Rabouni donde se encuentran los servicios de protocolo, presidencia, ministerios y otras administraciones. Todos los adultos que viven en los campamentos tienen la obligación de formar parte de algún comité. Existen 5 comités: de Salud, de Educación, de Suministros, de Desarrollo Económico y de Justicia y Asuntos Sociales. La organización y los comités están a cargo de las mujeres de las dahiras, porque todos los hombres deben estar en el ejército o estudiando.

Pilares: Salud y Educación

La educación es una asignatura importante para el pueblo saharaui, la tasa de analfabetismo ha disminuido considerablemente durante estos últimos 20 años. En cada dahira hay al menos una guardería y una escuela primaria. Muchos jóvenes deciden emigrar a Argelia para obtener títulos universitarios con el fin de estar preparados cuando llegue la hora de su independencia y de la construcción de su nuevo país. Las mujeres saharauis también quieren estar preparadas por lo que se han inaugurado varias “escuelas para mujeres” donde reciben todo tipo de formación.

Cada vez son menos los casos de malnutrición o mortalidad infantil gracias a las políticas de salud adoptadas. Las poblaciones más desfavorecidas son los niños, los ancianos  y las mujeres que sufren anemia y desnutrición. Muchas mujeres saharauis se están formando para ser auxiliares de enfermería y se han construido varios hospitales y dispensarios para dar los servicios básicos y revertir esta situación.

Cada mes las familias reciben una cierta cantidad de alimentos básicos pero no alcanzan. La ayuda humanitaria internacional de alimentos no es suficiente, por lo que importante ayudar a los campos de refugiados saharauis para que puedan cultivar y producir sus propios alimentos.

InspirAction lleva adelante proyectos para paliar la pobreza y las emergencias en el mundo. Ayudamos en la construcción casas, para abastecer de pozos para extraer agua potable o en conseguir materiales educativos y sanitarios para las escuelas y comunidades desfavorecidas..

 ¡Hazte socio de InspirAction y ayuda a frenar el hambre y la pobreza en el mundo!