Inmigrantes embarcando en un avion marroquí para ser repatriados a Costa de Ivori