Millones de ventanas tras las que esconder injusticias y realidades que se pueden cambiar