Mendigo absorto, dejando pasar el tiempo sin tener nada que hacer.