Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Una líder en su comunidad

lunes, 19 de septiembre de 2011  Cooperación para el cambio Perú Igualdad de Género     Mujeres

En las remotas montañas de Ayacucho (Perú) las mujeres han nacido para casarse, tener hijos y realizar las tareas del hogar. Su voz rara vez se escucha en la toma de decisiones, una tarea reservada para los hombres. Este papel sumiso de la mujer está tradicionalmente instaurado en las comunidades perdidas de Ayacucho y es prácticamente inamovible.

Sin embargo, nuestra contraparte CEDAP está trabajando para cambiar esta situación y permitir que las mujeres entren en los espacios que estaban reservados normalmente para los hombres.

Lidia es una de esas mujeres. Antes, pasaba horas regando su parcela de tierra, desaprovechando así recursos hídricos muy valiosos. Con la capacitación y el apoyo que recibió de CEDAP, ha logrado construir canales que aceleran el proceso de riego, conservan mejor el agua y le permiten tener más tiempo libre para hacer otras tareas.

La formación como una manera de salir de la pobreza


La formación que Lidia ha recibido no sólo ha mejorado sus técnicas de cultivo. También le ha proporcionado el conocimiento y la confianza necesarios para convertirse en una líder en su comunidad. Su experiencia le ha permitido viajar a las comunidades cercanas para enseñar a hombres y mujeres cómo optimizar sus cultivos, utilizar sus pastos y hacer un uso eficiente del agua.

Lidia cree firmemente que la formación es una manera de salir de la pobreza: "Las mujeres necesitan capacitación. Cuando participamos en la formación organizada por CEDAP, podemos salir de la pobreza, porque podemos aprender a plantar y regar la tierra" afirma.

En el pasado, la participación femenina en actividades de la comunidad en general se limitaba a su afiliación a los clubes de madres. Ahora, la formación de CEDAP da la oportunidad a muchas mujeres como Lidia de participar junto a los hombres en asambleas y reuniones. Hoy en día, las mujeres son elegidas por su comunidad para supervisar y organizar el trabajo comunitario. "Antes, no conocíamos nuestros derechos, la formación de CEDAP nos ha abierto los ojos", dice Lidia.

 

¿Quieres saber más sobre nuestro trabajo en Perú? Haz clic aquí
 


Noticias relacionadas