Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Un lugar llamado “Hogar”

Un refugio no es hogar, como tampoco lo es una casa. Un hogar es un lugar en que sentirse en calma y seguro. Un lugar en el que la familia vive y prospera en armonía y felicidad. Por eso, la raíz indoeuropea de la que procede la palabra hogar, significa brillo.

Cuando en 2010 el terremoto de Haití asoló el país dejó a cientos de miles de personas sin un hogar. Siendo el país más pobre del hemisferio occidental, el proceso de recuperación para Haití no iba a ser sencillo. Miles de personas no solo perdían ese lugar llamado hogar sino que también se apoderaba de ellos una sensación continua de inseguridad y desesperanza. Seis años más tarde, aquellos que aún vivían en refugios fueron una vez más golpeados, esta vez por un huracán. El huracán Matthew barrió el país en octubre de 2016 destruyendo los refugios existentes, afectando a la agricultura y por tanto a la alimentación y forma de vida de la mayoría de las personas, y derribando las infraestructuras que el país había conseguido reconstruir.

Tras un terremoto y un huracán, lo que miles de haitianos y haitianas necesitaban realmente era precisamente eso: un hogar. Un lugar que no estuviera destinado a sobrevivir si no a vivir con tranquilidad, seguridad y dignidad. Un hogar que les permitiera sentir que sus vidas podían ser reconstruidas sin miedo a que el próximo fenómeno extremo destruyera todo lo que habían construido.

Por ello, desde el terremoto que asoló Haití en 2010, InspirAction junto a nuestras contrapartes en el país, hemos trabajado por construir hogares. Casas sostenibles y resistentes como pilar para reconstruir vidas con futuro.

Cómo hacer de una casa: un hogar

2017-05-Reconstruccion-Haiti-huracan-t500Para cumplir nuestro objetivo necesitábamos contar con la opinión de las personas que harían que esas casas fueran realmente hogares. Para ello, nos aseguramos de que las necesidades y gustos de las comunidades estuvieran siempre presentes haciéndoles partícipes de la construcción. "No se trata sólo del diseño, sino también del proceso", declara Prospéry Raymond, responsable de InspirAction en Haití. "Se mantuvieron reuniones comunitarias en las que se iban diseñando los planos de las casas. Finalmente pudieron elegir entre seis modelos diferentes. Una vez elegido el modelo construimos dos prototipos para que pudieran visitarlos y sentir cómo serían las casas”.

Las casas, que generalmente alojan a una familia de entre  5 y 7 personas tienen entre 41-45 m² e incluyen un área con un porche, un gran salón comedor, dos dormitorios, una letrina, una ducha y un tanque de agua de lluvia. Son casas preparadas para soportar impactos pero son mucho más que un refugio, proporcionan dignidad y respeto. Además, las familias con las que hemos trabajado han recibido árboles para plantar en los jardines y animales para mejorar sus medios de subsistencia.

Junto a nuestra contraparte Haïti Survie, se han construido más de 100 casas, muchas de las cuales albergan a personas que regresaron al campo desde Puerto Príncipe después del terremoto. Porque cuando las emergencias desaparecen de los medios, la población sigue necesitando apoyo y desde InspirAction trabajamos siempre con un objetivo claro: acabar con la pobreza en todas sus facetas.

Ni una familia sin hogar

2017-05-Reconstruccion-Haiti-Mattew-t500La zona noreste del país no se vio fuertemente afectada por el huracán Mattew, mientras que en el Sur, miles de personas siguen viviendo o en refugios provisionales con el riesgo de desprendimientos, o en iglesias. Desde InspirAction también hemos ayudado a reparar más de 700 tejados en las casas que son recuperables, pero la necesidad sigue siendo grande. Con los fondos que actualmente tenemos disponibles, hemos planificado construir 25 nuevas casas en el Sur. "La construcción de estas casas cuestan alrededor de 10.000 dólares... Podríamos construir otro tipo de casas más barata pero necesitamos que sean casas realmente resistentes”. Nos cuenta Prospery.

En un país afectado por terremotos y huracanes, la sostenibilidad es clave. De las 64 casas que construimos tras el terremoto, sólo una perdió su techo durante el huracán. Eso es futuro.

"Ojalá pudiéramos recaudar más fondos para el final del año para construir otras 10 o 15". Hay miles de personas que todavía necesitan un refugio permanente, se necesitan fondos de manera urgente para permitir que la gente pueda re-empezar una vida nueva. Queremos construir hogares.

La prevención es clave

2017-05-Reconstruccion-Haiti-t200El trabajo de reconstrucción es urgente pero no podemos olvidar la prevención. Haití es uno de los países más altamente castigados por el Cambio climático y debemos hacerle frente. Por ello, InspirAction , junto con varias ONG internacionales y locales, estamos trabajando para desarrollar respuestas coordinadas a los desastres que puedan volver a ocurrir.

¿Quieres saber más?