Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Sembrando un futuro más igualitario para las mujeres rurales en Brasil

viernes, 22 de julio de 2016  Cooperación para el cambio Brasil Igualdad de Género
María, Cleone, mujeres que representan la fortaleza de miles de mujeres rurales de Brasil que están organizándose para llevar su producción agrícola al mercado

El futuro más igualitario se construye luchando contra la violencia de género, fomentando leyes que reduzcan las brechas salariales, educando en igualdad y, en Brasil, se construye también dispersando semillas que un día crecen, consiguiendo que muchas mujeres se sientan empoderadas e independientes, capaces de llevar sus productos al mercado y reivindicar así su papel en la economía.

María vive con sus dos hijos y su marido en una pequeña casa en el interior de São Paulo. Al igual que un día hizo su madre en su familia, ella es la encargada del cuidado de la casa, la huerta y los pequeños, João y Marcia. Hace unos días, cotilleaba tímidamente por la ventana la finca de su vecina, Cleone, cuando vio todo un grupo de mujeres entrando en su casa. Algo se está cociendo ahí, ¿cómo es que se juntan tantas mujeres?, ¿qué estarán haciendo? – pensó María. Un día, por fin se decidió a preguntarle a su vecina.

Al parecer, las mujeres de la comunidad se reúnen de forma semanal, para hablar sobre el cultivo de sus huertas, intercambiar semillas y organizar la venta de sus productos. Ella no sabía bien que opinaría su marido sobre el tema, pero decidió unirse a sus vecinas. Ahora, ha podido aumentar el tamaño de su huerta y junto con la producción de sus vecinas, vende sus productos al Programa Nacional de Alimentación Escolar y al Programa de Adquisición de Alimentos, ambos coordinados por el gobierno federal.

Esta es la historia que nos presenta el documental Sembrando Autonomía, elaborado por la oficina de InspirAction en Brasil junto con muchas de sus contrapartes en el país, como Siempreviva Organización Feminista, la Comisión Pro-Indio, el Movimiento de Afectados por las Represas y el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra. Es una historia basada en la vida de miles de mujeres anónimas que viven en zonas rurales de Brasil. A menudo, las imposiciones derivadas de las desigualdades en el país y la violencia machista, hacen que se vean limitadas, no pudiendo desarrollar sus capacidades de forma autónoma y siendo dependientes de sus parejas y/o familias.

Es por eso que muchas organizaciones sociales están generando proyectos como el que se muestra en el documental y gracias al cual mujeres como María y Cleone, pueden sentirse empoderadas, unidas y organizadas para lograr su independencia económica, social y política. Es un trabajo “de hormiguitas” como dice una de las protagonistas del video, y en el que es necesario el apoyo de los gobiernos de las comunidades y de los hombres.

“Es un momento de organización de las mujeres y de tod@s. De hecho, necesitamos tener esta unidad para ir avanzando en el proceso de lucha para, por lo menos, garantizar lo ya conquistado”  (Neusa Paviato, representante del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra - MST).

“No vale con sentirse empoderadas por la autonomía financiera, también es necesario un proceso de emancipación tanto local como en la organización de las mujeres”  (Fernanda Portes, representante del Movimiento de los Afectados por Represas  - MAB).

Tradicionalmente, las mujeres son una proporción importante entre las personas que trabajan en la producción agrícola en Brasil, pero aún tienen muchas dificultades para integrarse en el mercado como protagonistas, gestionando su propia producción. Estos proyectos de inclusión en el mercado les permiten generar productos, de gran calidad y libres de insecticidas, destinados al autoconsumo y a la venta, creando así una aportación a la economía familiar. Una forma de visibilizar esta inclusión en los mercados es a través de ferias en zonas urbanas, en las que las mujeres venden directamente sus productos.

“Las experiencias de mujeres organizadas muestran como, al incentivar la producción para el autoconsumo y el intercambio en diferentes mercados (ferias, grupos de compra, compras públicas, etc.) se logra una autonomía económica que se combina con la autonomía personal y política. Las mujeres se vuelven más fuertes, con más proyectos y capacidades para realizarlos” (Miriam Nobrem, representante de Siempreviva Organización Feminista - SOF)

Desde InspirAction creemos necesario el apoyar todos los pasos que se den para fortalecer la autonomía económica de las mujeres rurales en Brasil y en toda Latinoamérica. Este tipo de proyectos nos ayudan a ir “sembrando” el futuro de un Brasil más igualitario y en el que las mujeres puedan sentirse emancipadas y empoderadas.  

Aquí puedes ver el video complete con subtítulos en español:

 


Noticias relacionadas