Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

República Dominicana: Un huerto ecológico para la salud de la familia


Marismenia vive en el norte de República Dominicana. Tiene 44 años y es de origen haitiano. Se marchó de Haití porque no había acceso a servicios sanitarios y el índice de muertes en menores de 5 años era muy alto. Marismenia ha perdido cinco hijos.

Al llegar a República Dominicana con su primer marido, la situación tampoco fue fácil al principio.

Hoy Marismenia puede contarnos su historia mientras sonríe junto a su huerto ecológico.

“Yo siempre pensé que no sería capaz de aprender nada. Pero ahora me doy cuenta de que se muchas cosas” dice Marismeña. “Y eso me ha ayudado a ganarme el respeto del resto de la comunidad”.   

A través de nuestra contraparte Solidaridad Frontezira, Marismeña ha recibido formación sobre higiene, alimentación y cultivos, especialmente para evitar la contaminación del agua y de los alimentos. Hoy gracias a al huerto ecológico que tiene junto a su cocina puede alimentar mejor a sus hijos.

El cambio climático está cambiando los periodos de lluvias en República Dominicana. Para los agricultores, cada día es más difícil tener cultivos productivos. A través de nuestra contraparte, estamos dando formación para que puedan adaptarse al cambio climático.

Otros de nuestros proyectos de adaptación al cambio climático

Kenia: mi gente muere por falta de conocimiento.

Camboya: criar cangrejos frente a la salinización del agua.