Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

NICARAGUA: queremos pan con miel y leche


Con cualquier persona con la que hables, en las granjas, en la fábrica o en la misma organización, te contarán algo positivo sobre Fátima. En un país donde la discriminación hacia la mujer sigue estando a la orden del día es sorprendente ver el reflejo que Fátima proyecta sobre las demás personas en Soppexca. Es un símbolo de compromiso y admiración a través de su trabajo.

Fátima es el corazón y el alma de Soppexca y a su vez, una gran visionaria. Su trabajo y compromiso con los productores de café en Nicaragua, les está ayudando a salir de la pobreza. Soppexca, una cooperativa de Nicaragua apoyada por InspirAction, ya ha transformado la vida de sus 18 cooperativas de café, en cooperativas exportadoras de alta gama. Además la firme apuesta de Soppexca por la educación ha dado lugar en estos últimos años auna nueva generación de jóvenes, hijos e hijas de los productores de café, con nuevas oportunidades para ir a la escuela y a la universidad. Y todo ello se ha logrado bajo el liderazgo de Fátima.

“Nosotros ya no trabajamos para conseguir solo el pan para hoy, trabajamos por el futuro, el mañana. Y no sólo queremos pan, queremos pan con miel y leche”

A día de hoy, Fátima como directora de Soppexca ha conseguido que esta cooperativa tenga más de 650 productores, con una base organizacional sólida y una muy buena solvencia económica. Esta solvencia económica es la que permite que los trabajadores de Soppexca no solo reciban un salario digno por su trabajo si no que puedan invertir en mejorar la vida de toda la comunidad.

Para Fátima una de las mejores inversiones realizan desde Soppexca es en educación a través de los programas "Coffee Kids”.

"La educación en este país es muy débil, especialmente en el sector rural. Los niños muchas veces en estas zonas, no tienen escuelas, o son muy deficientes, o disponen de maestros poco capaces.  Los profesores están mal pagados y su formación no es adecuada, además las diferencias son grandes entre las escuelas en las ciudades y en las zonas rurales. Así que con las ganancias de la cooperativa creamos el programa Coffee Kids, apoyamos a la creación de escuelas, provisión de materiales y la realización de talleres, como por ejemplo los talleres de pintura que realiza Manuel, nuestro catador de café de Soppexca".

Desde InspirAction apoyamos cooperativas como Soppexca para dar a personas como Fátima y a los más de 650 productores que trabajan con ella la oportunidad de tener un mejor trabajo y de construir un mejor futuro para sus hijos.

Foto: Tom Pilston © InspirAction