Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Nicaragua: En el Ceprev me decían “vos podés” y yo pude

miércoles, 30 de abril de 2014  Cooperación para el cambio Nicaragua Africa Derechos Humanos

Ceprev © InspirAction

Nicaragua convive con unos altísimos índices de violencia juvenil y delincuencia en general. Omar conoce bien lo que es vivir en un ambiente de violencia, la ha sufrido y la ha practicado. Con tan solo 26 años ya ha convivido muchas años con las maras (grupos de pandilleros juveniles) y ha pasado 3 años en la carcel. Hoy es una persona nueva, y capaz de contarnos su historia relatando cómo fue su vida desde la violencia hasta llegar a ser la persona que actualmente es.

Antes de entrar en la cárcel su vida era complicada: Se escapó de su casa con tan solo 13 años, huyendo del ambiente de violencia en su hogar, "mi papá se drogaba y nos enseñaba defensa personal cuando éramos unos cipotes, porque si no aprendíamos a golpear y a ser violentos, no éramos hombres y no éramos nadie en la vida". Al salir de su casa se introdujo directamente en una pandilla, se dedicaban a alsaltar. Él mismo quitó la vida a 4 hombres y no tardó en caer preso.

Al darse cuenta del sufrimiento de su madre decidió ponerse a trabajar cuando salió, un diá mientras planeaba el atraco al lugar donde trabajaba una psicóloga de CEPREV invitó a unos chicos a un taller y él se unió a ellos. "En este taller sentí un cambio bastante grande, me di cuenta de lo que era el machismo, entendí por qué mi papá había actuado así, por qué yo me las “tiraba” de valiente y de que nadie me podía hacer nada".

Con CEPREV aprendió a vivir

Con la ayuda de CEPREV, Omar dejó als bandas y se convirtió en una persona nueva. "En el Ceprev me decían “vos podés” y yo pude, decidí no repetir lo que había sido y comprendí que mi cambio podía ayudar a otros jóvenes".

Antes Omar solía pegar e insultar a su pareja, ya ha comprendido lo que es el machismo y ha decidido dejarlo atrás, ahora sabe dialogar con calma con ella y no ha vuelto a golpearla ni insultarla, y puede decir que ahora viven felices juntos, han montado entre los dos una pastelería en la que dan trabajo a otros 6 jóvenes que cómo él, asaltaban y robaban, pero ahora trabajan y estudian.

Desde InspirAction a través de CEPREV, luchamos por prevenir la violencia en todas sus formas y apoyar el desarrollo de una cultura de paz con talleres orientados a jóvenes, hombres y mujeres que han sufrido o participado en la violencia, como intermediarios en los conflictos ayudando a crear una comunidad más sana.

Conoce más sobre el trabajo de CEPREV y la violencia de genero, "La igualdad también es cosa de hombres"

Descubre todo nuestro trabajo en Nicaragua


Noticias relacionadas