Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Nicaragua: El zumo de hibisco cambió la vida de Fanny


El comercio puede ser una de las múltiples formas de escapar de la pobreza.

 En Nicaragua, uno de los países más pobres de Latinoamérica, el 80% de las personas que trabajan en la ciudad lo hacen en pequeñas empresas y el 90% de las personas que trabajan en el campo lo hacen en pequeñas empresas familiares.

Muchas veces su producto es bueno y su producción suficientemente grande, sin embargo el reto para los pequeños productores de Nicaragua está en alcanzar el mercado para vender sus productos.

El sistema comercial no les tiene en cuenta: tienen un acceso muy limitado al transporte, muy pocas posibilidades para negociar los precios y no tienen experiencia en ventas ni en marketing. Además, en la mayoría de las ocasiones no tienen dinero para mejorar su producción ni para hacer un producto final más elaborado que les proporcione más ingresos.

Las posibilidades de salir de la pobreza con su propio trabajo son muy limitadas.

¿Qué hacemos en InspirAction?

InspirAction apoyamos el trabajo de estas personas en Nicaragua a través de la creación de cooperativas como Soppexcca  y Nochari para que los trabajadores puedan tener mayor acceso al mercado.

Cómo el zumo de hibisco cambió la vida de Fanny

Fanny del Socorro vivía con su madre y su hermana en una choza con el suelo de tierra y sin unas condiciones higiénicas mínimas.

Desde que se unió a la cooperativa Nochari, ha conseguido una vivienda digna y un salario tres veces mayor del que tenía para poder apoyar a su familia.

La cooperativa Nochari ha creado una planta de procesamiento del hibisco. Ahora del hibisco sacan: Zumo de Hibisco (Flor de Jamaica, muy popular en Nicaragua), vino, te y flores secas. Además están empezando a desarrollar otras líneas de productos como mermelada, jabón, champús…

Gracias a la creación de la cooperativa Nochari han mejorado el sistema de producción, han diversificado los productos y han desarrollando programas de formación para sus 50 miembros. Cabe destacar que la mayoría son mujeres cuyos maridos han emigrado a Costa Rica para trabajar y que se encuentras sin otros posibles recursos para alimentar a su familia.

Trabajando en la cooperativa, hoy tienen un mejor acceso al mercado y reciben un salario justo por el trabajo que realizan.

Descubre como trabaja Nochari en este pequeño video: 

Foto: Sian Curry © InspirAction