Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Nicaragua: educación con aroma a café


“Mi padre murió cuando yo tenía 15 años. Cuando yo era pequeño, él me enseñaba todo, me decía qué era lo que tenía que hacer. Su mayor sueño siempre fue que yo estudiara”

El padre de Manuel era un agricultor analfabeto miembro de Soppexcca, una cooperativa de producción de café en Nicaragua. Desde que Manuel era pequeño, su sueño siempre fue conseguir que Manuel fuera a la universidad.

Soppexcca es una cooperativa de recolectores de café asentada en Jinotega, Nicaragua, una de las áreas más pobres del país. Gracias a la cooperativa los agricultores han mejorado la calidad del café y las técnicas de recolección lo que les ha permitido llegar a más clientes y mejorar el precio de venta.

Desde muy joven, Manuel quiso involucrarse en la cooperativa. Ahora, es uno de los catadores de café cualificados más jóvenes del país y con el salario que gana está ahorrando para ir a la universidad. Él es un ejemplo de lo que cooperativas como Soppexcca pueden beneficiar a toda una comunidad.

En Nicaragua hay miles de personas trabajando en el sector del café. La mayoría de ellos trabajan en condiciones de explotación con un salario de unos 3 $ al día.

Desde hace poco tiempo Manuel ha desarrollado proyecto llamado “Muchachitos del café” para que los chicos de cinco escuelas puedan conocer y formar parte de la cooperativa. Los niños aprenden cómo funciona la cooperativa, cómo producen respetando el medioambiente y cómo la cooperativa está mejorando su calidad de vida. Además se ha organizado un movimiento para que las personas que quieran reciban formación sobre la realización de catas y el control del café.

La cooperativa Soppexcca nació en 1997 cuando durante la crisis del café 68 hombres y mujeres productores de café se unieron para sobrevivir a los cambios. Hoy hay más de 650 pequeños agricultores organizados en 18 cooperativas de 22 comunidades.

El valor de una cooperativa en la comunidad

El sentimiento de comunidad que tiene Manuel es muy fuerte. Con el dinero que está ganando espera poder crear un nuevo negocio para mejorar la calidad de vida de su familia y de sus vecinos.

En las cooperativas de café los agricultores han conseguido ganar más dinero trabajando juntos y su objetivo es que ese dinero sirva para toda la comunidad. Desde cooperativas como Soppexcca trabajan para crear una escuela y comparten sus conocimientos y sus herramientas para mejorar y abaratar costes. Además entienden la necesidad de que todos utilicen procesos que no dañen el medioambiente.

Desde InspirAction apoyamos el trabajo de Soppexcca desde su fundación invirtiendo para que aquellos 68 agricultores pudieran mejorar su producción y exportar un café de calidad. En un año ya eran 158 productores. Hoy son más de 650 agricultores cuyo trabajo beneficia directamente a 4.000 personas e indirectamente a 9000 personas que viven en sus comunidades. 

Foto: Tom Pilston © Inspiraction