Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Lucy: El sueño de ser cantante


Mauricio Morales © InspirAction

Con tan sólo seis años de edad, Lucy se vio obligada a huir de su hogar. Mientras su familia intentaba escapar, ella fue amenazada con metralletas por los paramilitares. Lo perdieron todo. Su casa, sus tierras, su antigua vida. Pasaron a engrosar la lista de los 5 millones de personas desplazadas en Colombia a causa del conflicto armado entre la guerrilla y el Ejército.

Las conversaciones de paz que tienen lugar en La Habana entre el Gobierno colombiano y las FARC han suscitado esperanzas entre la población. No obstante, el problema de la tierra sigue enquistado. Los desplazados dejaron tras de sí más de 6 millones de hectáreas, ahora ocupadas por grupos armados o grandes empresarios que no dudan en usar la violencia para atemorizar a la población e impedir que los antiguos propietarios recuperen sus tierras.

“A pesar de que estos tiempos han sido difíciles, siempre he mantenido la sonrisa”, comenta Lucy. Tras ver como asesinaban a su abuelo, y principal apoyo en su sueño de convertirse en cantante, Lucy y su familia tuvieron que ir a un campo de refugiados. La falta de alimento, la inseguridad y los ataques de grupos paramilitares, les obligaron a marcharse. “Hemos sufrido mucha violencia por parte de las fuerzas de seguridad del Estado, ya que ellos consideraban que éramos cómplices de la guerrilla”, recuerda Lucy. “Nos pusieron un machete en el cuello”.

Para proteger a las comunidades campesinas, la contraparte de Inspiraction, la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, ha establecido más de 15 Zonas Humanitarias. Estas áreas son protegidas por la ley internacional, que prohíbe la entrada de grupos armados. Allí se ayuda a las comunidades a defender su tierra, sus derechos y buscar justicia.

Lucy ve el futuro optimista. “Gracias a su apoyo hemos formado una escuela y montado una estación de radio donde contamos nuestras historias y cantamos todos los días”. Lo dice con una sonrisa de felicidad. La felicidad de quién va cumpliendo sus sueños.

"El fin del conflicto no significa necesariamente la paz; significa el inicio de la construcción de la paz. No es posible construir un país decente basado en la impunidad, en mentiras, y en base a las profundas injusticias que tiene Colombia. Padre Alberto

Si te ha interesado el artículo, puedes leer más:

- Colombia: 50 años de conflicto armado

- Colombia también quiere celebrar el Día Internacional de la Paz. (Vídeo). 

 


Noticias relacionadas