Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

La vida a través del objetivo en los Territorios Palestinos Ocupados


La ocupación no solo limita sus movimientos, sino también su libertad para elegir y controlar su futuro. Muchos no pueden estudiar o elegir donde viven. Ésta es la historia de miles de jóvenes palestinos, frustrados y sin poder para decidir sobre sus vidas, que luchan cada día por sobrevivir en un territorio ocupado.

Nuestra contraparte B’Tselem, organización pionera en la defensa de los derechos humanos, está ayudando a jóvenes palestinos a hacer frente a esta falta de poder… con cámaras de video. B’Tselem ha prestado cámaras de video a cientos de jóvenes para que documenten su día a día y compartan con el mundo su historia.

Mira la fotogalería que hemos realizado en Flickr:


Los responsables, ante la justicia

Las filmaciones no son solo un medio de resistencia no violenta a la ocupación, también son un método para recabar pruebas de abusos, de manera que el equipo de abogados de B’Tselem puedan utilizarlas como evidencia en los juzgados y llevar a los responsables ante la justicia.

Además de las cámaras, se les proporciona formación para utilizarlas y apoyo para que mejoren sus conocimientos. Muchos se han animado y están haciendo sus propios cortos, subiéndolos a youtube y formando grupos de medios.

 

La cara real de la ocupación

La vida de Arafat Kankan (en la imagen de arriba) cambió cuando B’Tselem le prestó la cámara de video. Cada semana graba las manifestaciones que tienen lugar en el muro que separa su ciudad, Nil’in (Cisjordania) de las poblaciones circundantes. Nil’in se encuentra dentro de los Territorios Palestinos Ocupados y esta barrera impuesta por Israel le separa y aisla de las ciudades y pueblos vecinos.

Las protestas contra esta ocupación ilegal de territorio son protagonizadas por miles de palestinos y por organizaciones. Arafat nos cuenta que no empezó a acudir a las manifestaciones hasta que no cumplió los 16 años porque “a los soldados no les gustan este tipo de confrontación y  reaccionan muy mal.”

El relato de Arafat continua así:

“A menudo los soldados utilizan pelotas de goma y gas lacrimógeno, incluso a veces munición real.

Voy a las manifestaciones y grabo a los soldados, sobre todo cuando arrestan a personas o lanzan botes de gas. Al principio solo grababa, pero B’Teselm me enseño a editar. Me gusta mucho hacer videos porque muestran al mundo la cara real de la ocupación.

Cojo mi arma (mi cámara) y me voy a filmar. Esta es mi manera de contraatacar.”

¿Quieres conocer a Arafat? ¡Mira la fotogalería que hemos creado en Flickr!

Haz un donativo

 

Abusos diarios

Hace unos meses, la vida era casi insoportable para Sunduz Alazza y Shatha Alhaddad, mejores amigas y vecinas del pequeño pueblo de Tel Rumeida, en Hebrón. Cada día, tenían que hacer frente a abusos físicos, verbales y emocionales por parte de un grupo de colonos que vivía enfrente de sus casas. Atemorizadas, ninguna de las dos muchachas salía sola de casa y si lo hacían era solo para ir a la escuela.

Sunduz cuenta: “Fue muy difícil para nosotros cuando nos mudamos aquí hace siete años. Los colonos nos lanzaban todo tipo de cosas: piedras, huevos…”.

Ahora la situación es completamente distinta para las dos amigas y para muchas de las familias que viven en Tel Rumeida. B’Tselem les ha proporcionado cámaras para que graben los abusos. Para los casos más graves (familias que sufren allanamiento de morada), B’Tselem ha instalado también cámaras de seguridad.

Shatsa describe su nueva vida así: “Las cámaras nos hacen la vida más fácil, paran los pies a los colonos. Por ejemplo, si les grabo, tienen más cuidado con lo que hacen o directamente huyen (sobre todo los niños)”.

Conoce nuestro trabajo para empoderar a las mujeres palestinas

Conoce todo nuestro trabajo en los Territorios Palestinos Ocupados

Foto: InspirAction © Tom Pilston 


Noticias relacionadas