Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Haití: 12 hijos, 1 vaca


De los 12 hijos de Camelia, seis habían viajado a Puerto Príncipe (Haití) para buscar una vida mejor. 3 de ellos consiguieron estudiar y los otros 3 trabajan como vendedores ambulantes.

Tras el terremoto de Haití los 6 tuvieron que volver y Camelia se encontró en casa con más de 17 bocas que alimentar (hijos y nietos). “Planto maiz, judías y cacahuetes. Aunque no haya nada para cenar siempre hay algo para desayunar y para comer”.

A través de nuestra contraparte Camelia está recibiendo formación sobre cómo alimentar, cuidar y mantener una vaca. Con esta vaca que recibirá de nuestra contraparte KORAL podrá aumentar sus ingresos y poco a poco mejorar su calidad de vida.

“Para mi acabar con la pobreza significa tener más ingresos, para nosotros todo lo que es hacer algo, lo que sea, que nos da más ingresos nos ayuda a sentir que no somos tan pobres. Si consiguiera más dinero, no tendía problemas, no tendría hambre”.

Camelia apenas sabe deletrear su propio nombre. En su casa, cuando llueve por las noches todos se levantan y buscan los rincones donde no cae el agua donde permanecen hasta que deja de llover.

En Haití, el terremoto de 2010 trajo pobreza donde ya la había. Muchas organizaciones viajaron para ayudar a los afectados por el terremoto en Puerto Príncipe donde había sido más intenso. Pero en el campo se quedaron las familias más pobres que además tuvieron que acoger más gente.

Desde InspirAction, nos quedamos con ellos. Conoce otros de nuestros proyectos en Haiti y nuestro trabajo durante la emergencia.

Nuestro trabajo en Haití

Emergencias

Proyectos

Noticias

Foto: Susan Barry © InspirAction 

 


Noticias relacionadas