Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

El Tifón arrancó nuestra casa

lunes, 18 de noviembre de 2013  Cooperación para el cambio Filipinas Emergencias
Mary recuerda el momento en que Haiyan se llevó su casa por delante.

El tifón golpeó el viernes por la tarde, cuando el viento se hizo más fuerte, el cielo se volvió oscuro, tan oscuro que apenas podía ver la casa de enfrente, sólo podía ver como el tejado de su casa se desprendía.

Mary Theresa Convrares vivía con su marido en una casa junto a la costa de Punta Barangy en Ormoc, tienen cinco hijos y tres nietos.

Rogué y rogué porque todos estuviéramos bien, estaba aterrorizada.

Sabía que teníamos que intentar encontrar un centro de evacuación, pero con todos los escombros volando sobre nuestras cabezas y los postes de electricidad cayendo al suelo por todos lados nos era imposible.

Corrimos hacia la casa de un vecino situada al otro lado de la carretera, su casa es mucho más resistente que la nuestra.

No nos queda nada, el tifón arrancó nuestra casa dejando sólo el suelo intacto. Estamos sobreviviendo a base de arroz y latas de sardinas. Antes de que llegara el tifón fui vendedora de comida. Pero ahora que las escuelas y las oficinas están cerradas y no hay alimentos disponibles para la venta, me es imposible trabajar.  Mi marido es demasiado mayor para trabajar por lo que no tenemos dinero  como para reconstruir nuestra casa. Nuestra casa no es segura por lo que  tenemos que dormir cada noche en casa de un vecino.