Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

El derecho al agua potable

martes, 19 de abril de 2011  Cooperación para el cambio Bolivia Salud     Derechos Humanos
InspirAction En julio de 2010 la ONU aprobó una resolución que declaraba que el acceso al agua potable era un derecho fundamental e inalienable para todos los seres humanos. Meses atrás, miles de bolivianos hicieron campaña para conseguir que este

En julio de 2010 la ONU aprobó una resolución que declaraba que el acceso al agua potable era un derecho fundamental e inalienable para todos los seres humanos. Meses atrás, miles de bolivianos hicieron campaña para conseguir que este derecho se incluyera en su recién estrenada Constitución, a través de eventos organizados por nuestra contraparte la Fundación Solón. Este es un gran ejemplo de cómo la presión institucional a pie de calle puede provocar un cambio global.

Esta resolución fue presentada por un representante boliviano en la ONU y planteaba el acceso al agua como derecho universal para todo el mundo. Cada año, mueren más niños por no tener acceso al agua potable que por SIDA, malaria y sarampión juntos. Y un saneamiento deficiente o inexistente es una realidad para 2.600 millones de personas, un 40% de la población global.

La resolución pide a los diferentes Estados y las organizaciones internacionales que aumenten sus esfuerzos para garantizar el acceso universal a agua limpia, asequible, segura y accesible.

Hazte socio

 Exigiendo el cambio

Miles de bolivianos hicieron campaña demandando el cambio a través del llamado “Octubre Azul”, un mes lleno de manifestaciones, conferencias, concursos de rap y actuaciones en directo organizadas por la Fundación Solón, contraparte de InspirAction. El objetivo de estas movilizaciones era garantizar que el agua estaba destinada en primer lugar al consumo humano, en lugar de darle prioridad a la industria agroalimentaria y la producción de biocombustibles.

Elysabeth Peredo, directora de la Fundación Solón, afirma: “No nos pueden tratar como si fuéramos una industria. No podemos permitir que nuestro Gobierno tome decisiones que beneficie a los intereses económicos de unos pocos en detrimento de algo tan básico como el derecho al agua, a la vida”.

La respuesta boliviana

El Gobierno boliviano escuchó a los activistas y reconoció el agua como un derecho fundamental en la Constitución de 2009. La resolución de la ONU es la muestra de que las consecuencias de la campaña boliviana se percibirán a nivel mundial. “Nosotros encendimos la llama. Pensaba que era el único al que le importaba el tema, pero viniendo a actos como Octubre Azul te das cuenta de que hay muchas personas como tú”, asegura Joaquín Cuevas, artista y activista político.

Mira nuestro video y averigua cómo es la vida en Bolivia cuando apenas dispones de agua

Foto: © InspirAction 


Noticias relacionadas