Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Cocinar con el sol ahora es posible en Bolivia

viernes, 25 de noviembre de 2016  Cooperación para el cambio Bolivia
“Todavía no me lo puedo creer aunque lo veo” cuenta Máxima emocionada

Máxima Noe Tamo es vecina de la comunidad indígena Nueva Betania, en la Amazonía boliviana. Ella es la encargada de recolectar leña, encender la hoguera y preparar la comida para su familia. Como para la gran mayoría de mujeres de su comunidad, estas son tareas que ocupan una buena parte de su tiempo diario. Se calcula que estas mujeres dedican en torno a una hora diaria a la recolección de leña y hasta cuatro cocinando en hogueras, sin contar otras tareas relacionadas con el cuidado de los hogares e hij@s o niet@s.

Pero en los últimos años, algo está cambiando. Aunque la Amazonía boliviana es una de las mayores reservas naturales del mundo, la deforestación y el cambio climático están haciendo que cada vez sea más difícil conseguir madera. Las temporadas de clima extremo son cada vez más comunes, y se suceden las fuertes inundaciones e incendios. Especialmente entre 2008 y 2014 hemos tenido que responder, a través de nuestras contrapartes, a algunas de las peores inundaciones de la historia en esta región desde que se tienen datos.

Cuando esto pasa, las mujeres tienen que recorrer grandes distancias para conseguir madera seca o pagar un precio mayor por otro tipo de carburantes como el gas. Además del desgaste físico que esto produce, el humo de las hogueras también tiene efectos perjudiciales para ellas, como enfermedades respiratorias y quemaduras.

Motivados por la injusta situación de vulnerabilidad de las mujeres y la necesidad de crear una mayor resiliencia de estas comunidades hacia el Cambio climático, cuatro organizaciones de la región, contrapartes y aliadas de InspirAction, se pusieron en marcha para cambiar la situación. El Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), Soluciones Prácticas, la Plataforma Boliviana contra el Cambio Climático, Inti Illimani e InspirAction llevan un año trabajando en el proyecto “El cuidado de la Madre Tierra en Bolivia”. Gracias a este proyecto, se están instalando en varias comunidades cocinas solares, un sistema alternativo para aprovechar la luz del sol para cocinar, reduciendo así la dependencia de otro tipo de carburantes y el tiempo de preparación de los alimentos. Estas organizaciones calculan que, solo durante los tres primeros meses del proyecto, se podría haber ahorrado en torno a una tonelada de leña.

Es también un proyecto con el que las mujeres de las comunidades pueden sentirse empoderadas, capaces de formarse y de tomar decisiones. Porque, como dice Máxima, las responsabilidades que se imponen sobre las mujeres hacen que, muy a menudo, no puedan ser partícipes de los nuevos proyectos y políticas de su comunidad:

“La mayor parte de las mujeres somos discriminadas. Nos ponemos en la cocina a trabajar, cocinar, para dar a la familia. Entonces, cuando hay capacitaciones, talleres, la mayor parte de las mujeres no pueden participar porque tienen que cocinar para la familia”

Descubre cómo ha cambiado la vida de Máxima gracias a la cocina solar a través de su propio testimonio:


Historias como esta son las que nos impulsan a seguir trabajando para cuidar de nuestro planeta y conseguir que, ante los efectos del Cambio climático, las mujeres no sean vulnerables y víctimas, sino agentes de cambio y de soluciones para sus comunidades, como lo es Máxima y miles de mujeres en todo el mundo. ¿Quieres ser parte de este cambio?

  • Suscríbete a nuestro boletín para conocer más historias como estas.

  • Conoce nuestra campaña Lo Necesitarás.